jueves, 12 de mayo de 2011

Desde mi punto de vista

Por fin llego el día deseado. Miércoles de dudas. Porque el tiempo  se empeña en ponernos más en tensión, no necesaria. Lunes y martes con valentía, aunque pudieron realizar su estación de penitencias las dos hermandades bastetanas. El  miércoles todo comenzaba a cambiar, pero nos dejo ese momento de salida. Jueves y viernes se preveía que eran malos, pero había que esperar. Y el domingo, también con dudas, difícil de tomar ciertas decisiones.
Pero finalmente el miércoles fue respetado, o como muchos me dijeron, os escapasteis bien. Ahora a superar la final de copa. Y fue superada. Había mucha gente, si. La gente disfruto mucho, si. No hablo de la gente en las calles, que fue poca en las horas del partido. Lo digo por la gente de dentro de la procesión, porque se vio un ambiente cercano y entregado a la Hermandad, volcados con su cofradía, participativos y todos a una, disfrutando con lo que, poco a poco, íbamos haciendo.
Salimos minutos más tarde de las 8, algo que hay que solucionar. Tras la última iguala y palabras de los capataces, estábamos dispuestos a lo que tanto habíamos esperado. Salida sin problemas de ambos pasos. El Cristo se alejaba de la plaza y los costaleros dispuestos a la salida. Con la marcha Madruga de canela, levantaba a pulso y se disponía a llenar Baza de Soledad. Levanta a la Patrona de Baza, balcones y Esperanza. El primer tramo complicado estaba superado.
Tras los relevos llegábamos a el encuentro de la calle alamillos, llegando a el con la tradicional A ti Manué, con el impresionante solo de trompeta cuando el Cristo ya tiene delante a su madre. Tras ello, suena La Pasión, con la cual el Señor nos vuelve a dar la espalda, con su magnífico manto de rosas, y continuar su marcha.
Grata es la llegada a Santiago, con su Junta de Gobierno esperándonos, y las puertas del templo de Santiago abiertas. Impresiona ver al fondo la imagen de los Dolores con su candelaria encendida, la cual tuvo su correspondiente levantá por ambos pasos.
Una de las cosas que mas me ha impresionado fue el paso por la calle ancha. La marcha lenta, luz tenue que solo era cambiante por las oleadas de incienso de los acolitos, parecía transportarnos a otro lugar.
Otro de los momentos mas especiales de este año fue a la llegada a la Calle Dolores. Y no por el gol del Madrid, eso era secundario, sino  porque sonaban Pasan los Campanillero, sobre los hombros de las costaleras y caia una preciosa petalada sobre nuestra madre, en memoria de Grabriel Manzano, antiguo Hermano Mayor. Volvia a transportarnos a otro lugar….
Y de nuevo a Tribuna. Con marcha nueva en la rampa. Mi amargura, sonaba por primera vez en Baza, asi como el año pasado fue, Pasa la Virgen de las Maravillas. Impresionante marcha dedicada  a la Virgen de la Amargura de Granada, que será coronada en 2014. Tras ella y el rezo del consiliario, madruga de canela y asi acababa nuestro paso por tribuna, con numerosas lagrimas en los ojos de los asistentes.
DE nuevo un momento especial. A la llegada a la remozada plaza de las Eras, nuestros titulates se rozaban de nuevo con la vista. Imagen imborrable para nuestras retinas. Impresionantes ambas bandas, a cual mejor, a cual con mas ganas y entrega personal con nuestra Cofradia.
Enorme trabajo el de las dos cuadrillas de regreso. Ahí se notan los kilos del paso. Ahí se notan las horas, ya pesan las piernas y duelen los hombros. Pero cuando suena la Madrugá, en nuestra calle, en los balcones, todo se para. Que no acabe nunca, pedimos todos. Y tras ella, Costalero, con mayúsculas, para todos aquellos que tendrán que esperar otro año para salir de nuevo. Encarnación Coronada, hara que las costaleras lleven de nuevo a su madre a su capilla, y termine nuestra estación de penitencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario